El primer “reality” interactivo

No es un reality al uso, claro está. Un concurso que convoca a Vlogueras principiantes a superar pruebas relacionados con los principales intereses en este tipo de público (en ese momento muy relacionado con el target de  esta bebida espirituosa), y en el que el espectador puede decidir a quien votar, comentar e interactuar con la evolución de la programación. La ganadora se convertiría en la reportera oficial de la marca, para dar contenido al canal de Brugal Suspiro.

El propio hecho de que la participación sea con vloguers, genera un radio de expansión incesante, promovido por ellas mismas en sus diferentes canales y a través de sus seguidores propios, que ahora se interesarían por nuestra reciente marca de ron ligero, “ideal para chicas modernas”.