Apoyando a “La Roja”.

Iberia, como transportista oficial de la selección española de futbol en el mundial celebrado en Brasil en 2014, quería demostrar su apoyo a la misma. Una manera rápida y eficaz,  y que fácilmente se convertiría en un acto remarcable, fue vinilar el propio avión que los llevaría con la euforia de la afición plasmada en él.